Politicas

Políticas

Desde Grupo THC otorgamos una esencial importancia a los valores que conforman nuestra Compañía y consideramos que deben definir la conducta en las relaciones profesionales que mantenga la Empresa con sus Proveedores.

Los 7 valores que nos identifican y conforman los pilares de nuestra Organización son los siguientes:

  • Los intereses de nuestros Clientes van por delante de nuestros propios intereses.
  • Ética Absoluta
  • Austeridad
  • Proximidad
  • Esfuerzo
  • Rigor
  • Orden

¿Qué es Compliance?

Compliance hace referencia al cumplimiento de las obligaciones, tanto de carácter imperativo como consecuencia del cumplimiento de una norma con rango legal, como de aquellas que Grupo THC ha decidido asumir de forma voluntaria y en cuya cúspide se encuentra el Código de Conducta de THC.

¿Quién se ocupa de Compliance?

La existencia de una verdadera cultura de Compliance precisa de la actuación de todas las personas que conforman GRUPO THC. Con el objetivo de ayudar al mantenimiento de esta Cultura, se ha constituido el Comité de Compliance que velará por el respeto de las obligaciones que afectan a GRUPO THC.

¿Cómo puedo denunciar un incumplimiento?

GRUPO THC pone a disposición de todos sus miembros y terceros el Canal Ético, herramienta a través de la cual deben poner en conocimiento incumplimientos de la legislación, del Código de Conducta de GRUPO THC, así como de cualquier otra norma o política interna. 

La comunicación con el Canal Ético tiene carácter confidencial. El tratamiento de los datos se llevará a cabo de acuerdo con lo establecido en la normativa de protección de datos personales vigente.

¿Cuál es la normativa interna en materia de Compliance?

En el epicentro de la cultura de Compliance de GRUPO THC se encuentra el Código de Conducta que recoge las pautas de comportamiento esperadas de todos los miembros de THC. En este sentido, se espera de todos los trabajadores, directivos y personas asociadas a GRUPO THC, que cumplan con el  mencionado Código, así como con el resto de normativa de desarrollo. 

GRUPO THC se ha dotado de un Sistema de gestión de Compliance penal y anti-soborno a efectos de estructurar un entorno de prevención, detección y gestión temprana de Riesgos de Compliance penal y anti-soborno, así como a reducir sus efectos indeseados en el caso de que se materialicen, contribuyendo a generar una cultura ética y de respeto a la Ley entre todos los miembros de GRUPO THC en aquello que les sea aplicable.

Nuestras Pautas de Conducta

Respeto a la legalidad, derechos humanos y a los valores éticos

Asumimos el compromiso de actuar siempre de acuerdo con la legislación vigente, con el Sistema Normativo interno establecido con las prácticas éticas internacionalmente aceptadas con respeto a los derechos humanos y las libertades.

 

Respeto a las personas

Rechazamos cualquier manifestación de acoso físico, psicológico, moral o de abuso de autoridad, así como cualquier otra conducta que pueda generar un entorno intimidatorio u ofensivo con los
derechos de las personas.

 

Desarrollo profesional e igualdad de oportunidades

Promovemos el desarrollo profesional y personal de todos nuestros empleados, asegurando la igualdad de oportunidades a través de sus políticas de actuación. 

Cooperación y dedicación

Propiciamos un entorno de cooperación y trabajo en equipo para un mejor aprovechamiento de todas las capacidades y recursos.

Seguridad y salud en el trabajo

Impulsamos la adopción de políticas de seguridad y salud en el trabajo, adoptamos las medidas preventivas establecidas en la legislación vigente de cada país y velamos en todo momento por el
cumplimiento normativo en esta materia”

Uso y protección de los activos

Ponemos a disposición de nuestros empleados los recursos necesarios para el desempeño de su actividad profesional, y nos comprometemos a facilitar los medios para la protección y salvaguarda de los mismos.

Corrupción y soborno

La corrupción y el soborno aparecen cuando los empleados hacen uso de prácticas no éticas para la obtención de algún beneficio para la compañía o para ellos mismos. La corrupción y el soborno son
una de las categorías de fraude.

La compañía se declara contraria a influir sobre la voluntad de personas ajenas a la empresa para obtener algún beneficio mediante el uso de prácticas no éticas. Tampoco permitirá que otras personas o entidades puedan utilizar esas prácticas con sus empleados.

Imagen y reputación corporativa

Consideramos que uno de los elementos básicos que contribuyen a nuestra imagen y reputación corporativa es el establecimiento de relaciones de ciudadanía responsable en aquellas comunidades en las que desarrollamos nuestra actividad..

Lealtad a la empresa y conflicto de intereses

Los conflictos de interés aparecen en aquellas circunstancias donde los intereses personales de los empleados, de forma directa o indirecta, son contrarios o entran en colisión con los intereses de la
compañía, interfieren en el cumplimiento recto de sus deberes y responsabilidades profesionales o les involucran a título personal en alguna transacción u operación económica de la compañía.

Consideramos que la relación con nuestros empleados debe basarse en la lealtad que nace de unos intereses comunes.

Tratamiento de la información y del conocimiento

Consideramos la información y el conocimiento como uno de nuestros activos principales e imprescindibles para la gestión empresarial, por lo que deben ser objeto de una especial protección.

Declaramos la veracidad de la información como principio básico en nuestras actuaciones, por lo que los empleados deben transmitir de forma veraz toda la información que tengan que comunicar,
tanto interna como externamente, y en ningún caso proporcionarán, a sabiendas, información incorrecta o inexacta que pueda inducir a error al que la recibe.

Relaciones con los clientes

Asumimos, lideramos e impulsamos el compromiso con la calidad, facilitando los recursos necesarios para alcanzar la excelencia y estableciendo las medidas apropiadas para asegurar que la política de calidad sea practicada por todos los empleados de acuerdo con estos principios.

Relaciones con los accionistas

Nuestro propósito es la creación continua de valor para nuestros accionistas, por lo que nos comprometemos a proporcionar información objetiva, transparente, adecuada y oportuna sobre la evolución de la compañía y bajo condiciones de igualdad para todos nuestros accionistas. De igual manera, nos comprometemos a desarrollar las bases necesarias para la participación de nuestros accionistas en las decisiones que les corresponden.

Relaciones con empresas colaboradoras y proveedores

Consideramos a nuestros proveedores y empresas colaboradoras parte indispensable para la consecución de nuestros objetivos de crecimiento y de mejora de la calidad de servicio, buscando
establecer con ellos relaciones basadas en la confianza y el beneficio mutuo.

Respeto al medio ambiente

La preservación del medio ambiente es uno de nuestros principios básicos de actuación. Consecuentemente con ello, tenemos definida una política e implantado un sistema de gestión medioambiental.

>

  • El Grupo THC  aspira a que su conducta y la de las personas a ella vinculadas responda y se acomode, además de a la legislación vigente y a su Sistema de gobierno corporativo, a los principios éticos y de responsabilidad social de general aceptación.
  • Este Código ético desarrolla y concreta el Propósito y Valores del grupo Iberdrola y pretende servir de guía para la actuación de los administradores, profesionales y proveedores de la Sociedad y del grupo de sociedades cuya entidad dominante, en el sentido establecido por la ley, es la Sociedad (el “Grupo”),en un entorno global, complejo y cambiante. 
  • Adicionalmente, el Código ético se ha elaborado teniendo en cuenta las recomendaciones de buen gobierno de reconocimiento general en los mercados internacionales y los principios de responsabilidad social aceptados por la Sociedad, constituyendo una referencia básica para su seguimiento por el Grupo. Responde, asimismo, a las obligaciones de prevención impuestas en el ámbito de la responsabilidad penal de las personas jurídicas.
  • El Código ético recoge el compromiso de la Sociedad con los principios de la ética empresarial y la transparencia en todos los ámbitos de actuación, estableciendo un conjunto de principios y pautas de conducta dirigidos a garantizar el comportamiento ético y responsable de todos los administradores,profesionales y proveedores del Grupo.
  • El Código ético forma parte del Sistema de gobierno corporativo y es plenamente respetuoso con los principios de organización corporativa en él establecidos.

 

Ámbito de aplicación

  • Los principios y pautas de conducta contenidos en el Código ético son de aplicación a todos los administradores, incluyendo a las personas físicas que designen los administradores personas jurídicas para representarles en el ejercicio de su cargo, a los profesionales y a los proveedores de las sociedades del Grupo, con independencia de su nivel jerárquico, de su ubicación geográfica o dependencia funcional y de la sociedad del Grupo a la que presten sus servicios o con la que mantengan una relación contractual.
  • Por excepción a lo dispuesto en el apartado anterior, las sociedades subholding cotizadas o que no estén íntegramente participadas por el Grupo que cuenten con su propio código ético, así como sus sociedades dependientes, quedan excluidas del ámbito de aplicación de este Código ético. Asimismo, las sociedades del Grupo a las que les sean de aplicación, adicionalmente, otros códigos éticos o de conducta, de carácter sectorial o derivados de la legislación nacional de los países en los que desarrollen su actividad, los cumplirán igualmente. En todos los casos, tales códigos éticos o de conducta se inspirarán en el Propósito y Valores del grupo Iberdrola y recogerán los principios recogidos en este Código ético. 3. Los profesionales que actúen como representantes del Grupo en sociedades y entidades no pertenecientes a él observarán el Código ético en el ejercicio de dicha representación, en la medida en que no sea incompatible con las normas propias de la sociedad o entidad en la que actúen como representantes del Grupo. En aquellas sociedades y entidades en las que el Grupo, sin tener una participación mayoritaria, se responsabilice de la gestión, los profesionales que representen al Grupo promoverán elcumplimiento de lo dispuesto en el Propósito y Valores del grupo Iberdrola y en las normas de conducta establecidas en este Código ético.
  • El cumplimiento del Código ético se entiende sin perjuicio del estricto cumplimiento del Sistema de gobierno corporativo y, en especial, del Reglamento interno de conducta en los Mercados de Valores y sus normas de desarrollo, de las políticas de gobierno corporativo y cumplimiento normativo, así como de la normativa de separación de actividades vigente en cada jurisdicción en la que el Grupo desarrolle actividades reguladas.

Asumimos la responsabilidad de asegurar el respeto a los Derechos Humanos a lo largo de toda nuestra cadena de valor.

Estamos comprometidos con la protección de los Derechos Humanos en todos nuestros ámbitos de actuación. Tenemos como referencia la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Asumimos el compromiso y la responsabilidad de asegurar el respeto a los Derechos Humanos a lo largo de toda nuestra cadena de valor, incluyendo a nuestros empleados, nuestros proveedores, las comunidades en las que operamos y, por supuesto, nuestros clientes.

Nuestra política

Estos compromisos se recogen en la Política de Derechos Humanos del Grupo, que fue aprobada por nuestro Consejo de Administración en 2019. La política no supone un punto de partida, puesto que el respeto a los Derechos Humanos forma parte irrenunciable de la cultura corporativa de Grupo THC, sino una recopilación y actualización de los valores que ya se reflejaban en documentos como nuestro Código de Conducta y Prácticas Responsables –que establece los valores y principios que guían a nuestros empleados– y nuestro Código de Conducta de Fabricantes y Proveedores –que establece nuestros principios con nuestra cadena de suministro–.  

La política es el pilar fundamental y primer eje de nuestra estrategia de Derechos Humanos. Esta estrategia permeabiliza la promoción y el respeto a los derechos humanos en la toma de decisiones y en la creación de valor de la compañía. En este sentido, cumple con las siguientes características:

  • Se integra en el modelo de negocio.
  • Se desarrolla a través de la mejora continua.
  • Fomenta y sistematiza espacios de diálogo abiertos.
  • Integra la formación e involucración interna en todos los niveles de la compañía.
  • Evalúa su implantación en base a indicadores cuantificables.
Identificación

El segundo de los ejes fundamentales de la estrategia es la debida diligencia, que nos permite identificar los impactos más relevantes de nuestra creación de valor en los Derechos Humanos y establecer mecanismos para asegurar su protección. En 2019 comenzamos a llevar a cabo una revisión y actualización de nuestros procesos de debida diligencia, utilizando las mejores prácticas identificadas tanto en la compañía como externamente para la elaboración de un modelo global que será aplicado a toda la organización. 

Mecanismos de reclamación

Y como tercer pilar de la estrategia se sitúan los mecanismos de reclamación, que fortalecen los procesos de debida diligencia al ayudar a identificar y solucionar impactos negativos para los Derechos Humanos, a la vez que refuerzan la relación con los grupos de interés. Nuestro principal mecanismo de reclamación es el canal de denuncias que gestiona nuestro Comité de Ética, que está a disposición de todos los empleados y terceros con interés legítimo. Además, mantenemos un diálogo constante con todos nuestros grupos de interés. 

Objetivos de la Política de Responsabilidad Social Corporativa

Los valores que se desprenden de la presente Política inspiran la actuación del Consejo de Administración y de sus comisiones, orientando la adopción de sus decisiones. 

La Política facilita igualmente el conocimiento, la difusión y la aplicación de la cultura empresarial de Inditex, firmemente asentada en la sostenibilidad de su modelo de negocio.

Se entiende por sostenibilidad, una oferta de productos de moda que respete rigurosamente los Derechos Humanos y Sociales en la cadena de suministro y cumpla con los más exigentes estándares medioambientales y de salud y seguridad, todo ello sobre la base de la transparencia y el diálogo continuo con los Grupos de Interés de la Sociedad.

Ámbito de aplicación

Esta Política será de aplicación global y de obligado cumplimiento para todas las sociedades que integran el Grupo THC y vincula a todo su personal, independientemente de la posición y función que desempeñen.

Principios que rigen la relación con los Grupos de Interés

El diálogo permanente y la transparencia son la base de la relación de Inditex con sus Grupos de Interés.

A través del diálogo permanente, Grupo THC identifica los asuntos que más interesan a quienes de un modo u otro se relacionan con el Grupo. De esta forma, la realización de los análisis de materialidad (o identificación de asuntos relevantes para la Sociedad y sus Grupos de Interés) sirven a GRUPO THC para garantizar que su estrategia se encuentra alineada con las preocupaciones y expectativas de quienes se relacionan con la Compañía o se ven afectados
por su actividad, además de coadyuvar a la definición de los contenidos de su Memoria Anual.

Estas preocupaciones y expectativas, junto con la creación de valor de forma sostenible, dotan de sentido a los programas desarrollados por Inditex, y le permiten afrontar los retos y oportunidades que se le presentan en el desarrollo de su actividad.

  • Promover y respetar la protección de los derechos humanos promulgados en los principales instrumentos internacionales y estar seguros de no ser cómplices de ninguna forma de infracción o ilegalidad con respecto a los mismos.
  • Mantener un entorno en el que se trate a todos los trabajadores con dignidad y respeto, prohibiendo todas las formas de trabajo forzoso, servidumbre o trabajo con contratos de cumplimiento forzoso.
  • No permitir la contratación de menores por debajo de la edad mínima legal para trabajar y, en ningún caso, inferior a la edad suficiente para concluir la educación básica obligatoria.
  • Evitar la discriminación por razones de género, raza, color, edad, origen social, religión, nacionalidad, orientación sexual, opinión política, discapacidad física o mental o por pertenencia a sindicatos, estableciendo programas de igualdad de oportunidades y estimulando métodos de supresión de la discriminación en los centros de trabajo o en su ámbito de influencia.
  • Respetar los derechos de los empleados a asociarse libremente, organizarse o negociar colectivamente de conformidad con la legislación vigente.
  • Cumplir con todas las leyes en materia de salario y horario de trabajo, respetando la legislación vigente.
  • Proporcionar a sus empleados un entorno laboral seguro y sano, que cumpla todas las leyes y regulaciones aplicables, desarrollando programas de prevención de riesgos laborales y de seguridad e higiene, y con disposición de facilitar a Ibercaja información en aspectos de salud y seguridad.
  • Cumplir con la legislación vigente en materia de protección del medio ambiente procurando: reducir las emisiones y residuos nocivos y contribuir al reciclaje y a la reutilización de materiales y productos.
  • Manipular, almacenar y eliminar de un modo seguro los residuos peligrosos. Utilizar tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
  • Aplicar una política de tolerancia cero para soborno y corrupción, prohibiendo ofrecer, prometer, dar, solicitar o exigir dádivas, sobornos o cualquier otro tipo de pago fuera de contrato con el fin de obtener o conservar relaciones de negocio.
  • Demostrar su compromiso con los principios del presente código mediante la aceptación de su cumplimiento como requisito del contrato.

La Política de Compras y gestión de Proveedores de Grupo THC se asienta en los siguientes Principios Generales, que serán de aplicación en todo proceso, llevado a cabo de contratación de bienes y servicios en Grupo THC:

  • Minimizar el coste global de las compras de equipos y materiales y la contratación de obras y servicios, siguiendo estrictos criterios de ética y calidad, fomentando la transparencia, la concurrencia competitiva, la rotación y la no discriminación.
  • Concurrencia y competencia: dependiendo del importe agregado anual a comprar se compararán un mínimo de ofertas.
  • Trasparencia y trazabilidad del proceso de selección.
  • Cumplimiento mutuo de los compromisos con los proveedores.
  • Se respetarán los criterios de Responsabilidad Social Corporativaque estén establecidos en HRE, y se procurará su aplicación en la Cadena de Compras y Suministros.

 

La relación de Grupo THC con sus proveedores se rige por el Código de Conducta del Grupo aprobado en 2019, por el Código ético de proveedores, por la Política de Compras Responsables y por la Norma Corporativa para la Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios.

En THC queremos contribuir positivamente al desarrollo de las sociedades en las que operamos. Entendemos que integrar los factores éticos, sociales y medioambientales en nuestra cadena de suministro forma parte de nuestra responsabilidad. Por ello, hemos elaborado un Código Ético de Proveedores que define los estándares mínimos de comportamiento en materia de conducta ética, social y medioambiental que esperamos que los proveedores sigan cuando nos proporcionen productos y servicios. Del mismo modo, este Código recoge la aspiración de Grupo THC en promover los Derechos Humanos en sus relaciones con los proveedores, aspiración que se recoge en el Compromiso con los Derechos Humanos.

Basándose en la Política de Compras Responsables, Grupo THC dispone de un modelo global de aprovisionamiento y para ello, tanto en el proceso de homologación de proveedores, como en los pliegos de condiciones y contratos, se establecen criterios responsables y cláusulas para cumplir con esta política.

La Norma Corporativa para la Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios establece de forma general el proceso de gestión y negociación que se debe seguir en la cadena de aprovisionamiento del Grupo THC, para la adquisición de bienes y contratación de servicios.

La adquisición de bienes y contratación de servicios en el Grupo THC se rige por los Principios de Aplicación a los Intervinientes en el Proceso de Aprovisionamiento de THC y que son:

  • Cumplimento de la legalidad
  • Compromiso con la integridad y el negocio responsable
  • Respeto
  • Concurrencia
  • Objetividad
  • Transparencia
  • Creación de valor
  • Confidencialidad

Las Condiciones del Grupo THC para la contratación de equipos y materiales:

 

Las Condiciones del Grupo THC para la contratación de Materias Primas:

 

Las Condiciones del Grupo THC para la contratación de Servicios y Obras:

Grupo THC realiza un proceso de homologación para los proveedores con mayores volúmenes de compras y/o recurrentes en el que se evalúan diez aspectos:

  • Cumplimiento de los compromisos de pago.
  • Consolidación en el mercado.
  • Capacidad de suministro.
  • Calidad (procesos y productos/servicios).
  • Servicio postventa y garantías.
  • Organización y tecnología.
  • Sostenibilidad (medio ambiente, diversidad, igualdad, seguridad laboral, etc.).
  • Infraestructura técnica y humana.
  • Solvencia económica-financiera.
  • Referencias.

Dicha homologación consiste en valorar la capacidad productiva, técnica, financiera, jurídica y comercial requerida por el Grupo THC, garantizando el cumplimiento de los compromisos contratados, así como validar que los proveedores comparten los mismos valores que el Grupo en términos de responsabilidad social.

El aspecto de sostenibilidad permite conocer si los proveedores cumplen sus responsabilidades legales (normativa laboral o LOPD, entre otros) y fomentan sus responsabilidades cívicas, mediante el cumplimiento, entre otros, de los siguientes puntos:

  • Adopción de medidas internas para garantizar la diversidad e igualdad de oportunidades en la gestión de recursos humanos
  • Contratación de personas discapacitadas
  • Existencia de una política de responsabilidad corporativa en la empresa

Compromiso con la Seguridad y la Salud

La seguridad y salud en el trabajo es un compromiso estratégico e irrenunciable en Grupo THC, según se recoge en su Código Ético, Política de Responsabilidad Corporativa y Política de Derechos Humanos.

La seguridad como estrategia

El compromiso que adquiere Grupo THC en materia de seguridad forma parte de la estrategia global de la compañía. Por eso, la prevención de riesgos es un factor clave que rige el liderazgo empresarial y que se apoya en estos principios:

  • Nada es más importante que la Seguridad y la Salud.  Ni la producción, ni las ventas, ni los beneficios.
  • Todo accidente puede ser evitado.
  • La Seguridad es una responsabilidad de Dirección y como tal debe de gestionarse.
  • La Seguridad es una responsabilidad individual y una condición de empleo y de contratación para las empresas colaboradoras.
  • Todos los trabajos se deben planificar y ejecutar pensando en nuestra seguridad, la de nuestros empleados, empresas colaboradoras, visitantes, clientes y la de la comunidad.

FORMULARIO DE LOS BUZONES ÉTICOS DE LOS PROVEEDORES DE LAS SOCIEDADES DEL GRUPO THC

Si desea realizar una comunicación a los buzones éticos de los proveedores de las sociedades del grupo THC, por favor, facilitarnos los datos que le solicitamos a continuación: